El agua es uno de los principales ingredientes de nuestras bebidas. El agua pasa por un tratamiento multibarrera para adecuarse a los requerimientos de la Organización Mundial de la Salud, Legislaciones locales y Nacionales y a los estándares establecidos por The Coca-Cola Company (TCCC). Cada una de las fases del tratamiento de aguas es monitoreada por rigurosos controles de Calidad.

Tanto el azúcar, como el dióxido de carbono que serán incluidos en la bebida, son sometidos a un control de calidad a la recepción que verifica que todos los lotes recibidos en la planta de fabricación son aptos para formar parte de nuestras bebidas.

El agua tratada en la fase anterior es mezclada con azúcar en cantidades adecuadas en función de la fórmula obteniendo así el jarabe simple, el cual es pasterizado y filtrado eliminando así cualquier impureza o contaminación microbiológica.

Al jarabe simple se le agrega el concentrado (definido para cada fórmula), el cual es proporcionado por The Coca-Cola Company.



El Agua Tratada y el Jarabe Terminado, se dosifican en
proporciones adecuadas en un depósito de mezcla.

La bebida sin gas (agua-Jarabe) es impulsada por una bomba al carbonatador donde la bebida obtiene su toque final de carbonatación (en caso de tratarse de bebidas carbonatadas).

En este punto la bebida es ya considerada Bebida Terminada y es enviada directamente a la llenadora.

  1. Despaletizado:
    Las cajas con botellas vacías provenientes del mercado son colocadas en una cinta transportadora de cajas.

  2. Desencajonado:
    Las cajas con botellas vacías pasan por una desencajonadora, la cual extrae las botellas de la caja y las coloca en una cinta transportadora.

    Aquí se unirán, cuando sea necesario, con aquellas botellas nuevas provenientes del proveedor de vidrio (las cuales habrán pasado por un control de recepción exhaustivo que confirma su aptitud para contener nuestras bebidas).

  3. Inspección Pre-lavado:
    El operario de la lavadora realiza un control visual de botellas donde retirará todas aquellas que estén defectuosas, sean de otro modelo diferente al que se está llenando, estén muy sucias o con objetos en el interior de difícil extracción, o estén dañadas.

  1. Lavado de botellas:
    Se realiza en una lavadora de botellas con agua caliente y sosa caústica a una concentración adecuada y controlada. Las botellas son enjuagadas a presión con agua fresca para obtener una botella limpia.

  2. Inspección Post-Lavado:

    Cada botella que sale de la lavadora es inspeccionada por sofisticados inspectores electrónicos para asegurar que está limpia, sin objetos extraños en el interior y en perfectas condiciones para ser llenada.

  3. Llenado y Tapado:
    Las botellas pasan a la llenadora, donde inmediatamente después son taponadas con un tapón hermético para que la bebida pueda conservar sus características organolépticas durante toda su vida útil.

  1. Inspección de Post-Llenado:
    Las botellas llenas y perfectamente tapadas son inspeccionadas para verificar que el nivel de llenado y contenido neto cumplen con lo especificado en los estándares de TCCC y la legislación aplicable vigente.

  2. Codificado:
    Una vez que se ha llenado el envase, éste es codificado en forma automática con la fecha de consumo preferente, línea de producción y día y hora de llenado.

  3. Encajonado y Paletizado:
    Las botellas ya llenas e inspeccionadas pasan por una encajonadora donde son colocadas dentro de las cajas. Estas cajas son posteriormente dispuestas en el palet.

  4. Almacenaje:
    Los palets son identificados y codificados y posteriormente son apilados ordenadamente protegidos bajo techo, a la espera de ser distribuidos por los camiones.

  1. Transporte y Distribución:
    Los palets son cargados en los camiones para ser distribuidos a los clientes.

  2. Control de calidad:
    Para poder garantizar la máxima calidad de nuestros productos, cada fase del proceso productivo, así como la recepción de ingredientes y envases primarios, es inspeccionada y controlada meticulosamente para asegurar el cumplimiento en todo momento con los estándares de Calidad y seguridad alimentaria de The Coca-Cola Company.

    Además, una vez puestos los productos en el mercado, TCCC ha implantado un sistema de monitoreo de la calidad de nuestros productos a través de un programa de muestreo y análisis de pámetros tanto organolépticos como fisicoquímicos definidos para cada producto terminado puesto en el mercado.

    The Coca-Cola Company dispone de un Servicio de Atención al consumidor en la sede central de Madrid, a través del cual se mantiene una constante comunicación directa con los consumidores, contribuyendo de este modo en el proceso de mejora continua de nuestro sistema.