Informaciones Científicas

Página 1 de 20

EFSA reconfirma nuevamente la seguridad del aspartamo

Recientemente, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha emitido una nueva opinión científica sobre la seguridad del edulcorante bajo en calorías aspartamo (E-951).  Expertos científicos de la EFSA han investigado a fondo y revisado todos los datos disponibles sobre el aspartamo y sus productos de degradación y han llegado a la conclusión de que el aspartamo no plantea ningún problema de seguridad para los consumidores.

 

El aspartamo es un edulcorante bajo en calorías autorizado como aditivo alimentario en la UE que ya había sido evaluado por el Comité Mixto FAO/OMS de Expertos en Aditivos Alimentarios (JECFA), el Comité Científico de la Alimentación (SCF) de la UE, y la EFSA. Fruto de esas evaluaciones el JECFA y el SCF establecieron una Ingesta Diaria Aceptable (IDA) de aspartamo de 40 mg/kg de peso corporal/día. Esto significa que un adulto que pesa 60 kg tendría que beber más de 12 (330 ml) latas de un refresco light (conteniendo aspartamo en los niveles máximos permitidos de uso), todos los días de su vida para exceder la IDA de aspartamo. Sin embargo, en realidad, el aspartamo se utiliza en niveles más bajos y las cantidades encontradas en los refrescos pueden ser de 3 a 6 veces inferiores a los niveles máximos permitidos, lo que aumentaría el número de latas necesarias para llegar a la IDA en 36 o más. Las cantidades utilizadas en estos ejemplos se basan en el supuesto de que la única fuente de aspartamo en la dieta de una persona proviniera de refrescos light.

 

En esta última reevaluación, el Panel de Aditivos Alimentarios y Fuentes de Nutrientes añadidos a los Alimentos de la EFSA usó como base todos los estudios disponibles hasta la fecha, incluyendo informes de estudios originales e información remitida a raíz de solicitudes públicas de datos.

 

La reevaluación concluyó que el aspartamo no plantea ninguna preocupación para la seguridad de su consumo en las cantidades establecidas dentro la IDA actual de 40 mg/kg de peso corporal/día, y que por tanto no existen motivos que justifiquen su revisión. 

 

"Esta opinión representa una de las evaluaciones de los riesgos más completas de aspartamo jamás emprendidas. Es un paso adelante en el fortalecimiento de la confianza del consumidor en las bases científicas del sistema de seguridad alimentaria de la Unión Europea y la regulación de los aditivos alimentarios", aseguró la presidenta del panel de la EFSA sobre aditivos alimentarios y nutrientes,  Dra. Alicja Mortensen.

 

No obstante, la EFSA especifica que la IDA del aspartamo no es aplicable a personas con fenilcetonuria (PKU), un desorden genético poco común que hace que quienes lo padecen requieran el control total de la ingesta dietética de fenilalanina para gestionar el riesgo de niveles elevados de este aminoácido en plasma. De hecho, la legislación actual de la UE "exige que los productos que contienen aspartamo indiquen mediante el etiquetado que contienen una fuente de fenilalanina".

 

Riesgos descartados

Igualmente, los expertos de la EFSA concluyeron que no hay evidencia científica que apoye que el aspartamo cause daños genéticos, cerebrales o del sistema nervioso, ni que induzca al cáncer o afecte a  la función cognitiva en niños o adultos. Con respecto a las mujeres embarazadas, el Panel de la EFSA señala que no hay riesgos para la salud en las cantidades señaladas para la IDA establecida. 

 

La EFSA también deja claro que los productos de descomposición de aspartamo -creados cuando son digeridos en el organismo (fenilalanina, metanol y ácido aspártico)- también son seguros. Según la nota de prensa de esta autoridad, "el dictamen deja claro que los productos de descomposición del aspartamo (fenilalanina, metanol y ácido aspártico) están también naturalmente  presentes en otros alimentos (por ejemplo el metanol se encuentra en frutas y verduras)".

 

El papel de los edulcorantes bajos en o sin calorías

Los edulcorantes bajos en o sin calorías como el aspartamo juegan un papel importante en la lucha contra la obesidad. Si se utilizan consecuentemente para sustituir calorías en una dieta equilibrada, pueden ayudar a las personas a gestionar su peso corporal. También pueden desempeñar un papel relevante para las personas con diabetes, ayudándoles a disfrutar de una amplia gama de alimentos y bebidas dulces. 

La revisión científica sobre la seguridad del aspartamo realizada por la EFSA  forma parte de un proceso de reevaluación a fondo de muchos aditivos alimentarios autorizados con anterioridad a 2009 que deberá concluirse antes del 31 de diciembre de 2020, y que está siendo realizado en el marco de la Comisión Europea. 

EFSA Journal 2013;11(12):3496. doi:10.2903/j.efsa.2013.3496

http://www.efsa.europa.eu/en/press/news/131210.htm