Opiniones Expertas

Página 3 de 6

Hábitos de estilo de vida saludables y dieta adecuada y equilibrada

Entrevista al Prof. Dr. Javier Aranceta Bartrina, Presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC).


EN: ¿Cómo han cambiado nuestros hábitos y estilo de vida con respecto a los de nuestros padres y cuáles de estos deberíamos recuperar para ser más saludables?

 

JA: Hemos modificado los horarios, el formato, la dinámica y los tipos de comidas que consumimos. Además, hemos introducido paulatinamente esquemas alimentarios con un alto contenido en proteínas, grasas de fácil preparación y apariencia apetitosa. En resumen, un alejamiento progresivo del modelo de Dieta Mediterránea. Igualmente, y debido a múltiples factores, cada vez llevamos una vida más sedentaria que hace que nos movamos menos.

 

Deberíamos recuperar buena parte de las recetas tradicionales con alimentos estacionales y de proximidad. Platos de elaboración sencilla, servidos en porciones razonables, con un elevado contenido de verduras, hortalizas, legumbres, cereales de grano entero, pescados y carnes magras, lácteos bajos en grasa, junto a la ingesta imprescindible de 3 ó más piezas diarias de fruta. Deberíamos ser más activos y hacer más ejercicio como parte de los factores indispensables para estar más saludables.

 

EN: ¿La clave para combatir el sobrepeso y la obesidad infantil pasa por la combinación de estrategias sobre diferentes aspectos de la vida del niño?

 

JA: Tanto el proyecto PERSEO (Programa piloto escolar de referencia para la salud y el ejercicio, contra la obesidad) como otras iniciativas, han puesto de manifiesto que una mejora en el perfil alimentario acompañada de un mayor gasto energético, promueven mejores perfiles de composición corporal y de otros indicadores biológicos de interés para la salud. Los resultados del proyecto de intervención comunitaria realizado en población escolar (PERSEO) no dejan lugar a dudas. Más actividad física y una ingesta equilibrada dan como resultado una disminución significativa de la prevalencia de obesidad y sobre todo, una disminución en la aparición de nuevos casos. El colectivo de intervención demuestra mejores niveles de conocimientos, actitudes, hábitos alimentarios y composición corporal que el grupo de control. El camino está muy claro: sólo debemos generalizar estos cuidados a toda la población escolar española.

 

“Lo importante es buscar un balance entre los componentes de nuestra dieta (equilibrada, suficiente y agradable) con la práctica de actividad física como punto clave en nuestro equilibrio energético, alimentario y emocional”.
 

EN: ¿Se puede por tanto comer y beber de todo si lo hacemos en el marco de una dieta equilibrada  y un estilo de vida activo?

 

JA: Toda la disponibilidad alimentaria autorizada puede tener lugar en nuestra dieta. Algunos elementos tendrán diferente recomendación en relación a su frecuencia de consumo, tamaño o adaptación culinaria. Lo importante es buscar un balance entre los componentes de nuestra dieta (equilibrada, suficiente y agradable) con la práctica de actividad física como punto clave en nuestro equilibrio energético, alimentario y emocional.

 

EN: ¿Cómo dar ejemplo a nuestros hijos sobre vida activa si apenas disponemos de tiempo para llevar a cabo estas actividades?

 

JA: Nuestro deber es facilitar a nuestros hijos la incorporación a un estilo de vida más activo, equilibrado y saludable. Seguro que podremos organizarnos para acompañarles, recogerles y aplaudirles en sus actividades de deporte escolar y/o en las actividades del fin de semana. Siempre encontraremos a algún familiar o padre/madre de alumno que desee colaborar en estas importantes tareas.

 

EN: El cuerpo humano se ha adaptado desde hace más de 4 millones de años a gastar energía todos los días y en tan solo 40 años hemos cambiado hacia un gasto mínimo, como consecuencia del sedentarismo, ¿cómo afecta esta situación a la nutrición hoy en día?

 

JA: Consumimos menos energía que en los últimos cincuenta años. Gastamos entre 800 y 1.000 calorías menos al día con motivo de los distintos adelantos tecnológicos: ropa de abrigo, calefacción, ascensor, coche, cadena de producción, lavadora, etc.

 

Sin embargo, en condiciones normales necesitamos incorporar ingestas superiores a las 2.000 calorías diarias para asegurar la cobertura de micronutrientes, como por ejemplo calcio, vitamina C, zinc, etc. La solución está en realizar una dieta equilibrada y aumentar el gasto energético a través del incremento de la actividad física. Cosas sencillas como pasear una hora al día, subir algunos pisos por las escaleras, nadar o acudir al gimnasio 2-3 días a la semana, nos pueden ayudar en este importante objetivo.
 

Para más información sobre la ciencia, la seguridad y los beneficios de las bebidas y de sus ingredientes, así como la importancia de la dieta, la nutrición y la actividad física para la salud y el bienestar, puede contactar con el Beverage Institute for Health and Wellnes de The Coca-Cola Company: www.beverageinstitute.org

 

Desde la fecha de la publicación original de este artículo, han aparecido nuevos datos científicos, por lo que el contenido puede no estar actualizado y las opiniones científicas incluidas en él pueden haber evolucionado.